Chile Salud

Estás en: Home

Reportaje del Glaucoma

Preguntas sobre Glaucoma

 

¿Cuáles son los síntomas del glaucoma?
Al principio, el glaucoma de ángulo abierto no tiene síntomas. No causa dolor y la visión se mantiene normal.

Sin embargo, si el glaucoma no es atendido, las personas empiezan a notar que ya no ven como antes. Sin tratamiento, las personas con glaucoma pierden lentamente su visión lateral (periférica). Es como si estuvieran viendo a través de un túnel. Con el tiempo, la visión central (hacia al frente) también puede disminuir hasta que se pierde por completo.
El glaucoma se puede desarrollar en un ojo o en ambos.




¿Se puede curar el glaucoma?
No, no hay cura para el glaucoma. La visión que se pierde por la enfermedad no se puede recuperar.

¿Se puede tratar el glaucoma?
Sí. El tratamiento inmediato en la primera etapa puede demorar el progreso de la enfermedad. Por eso es muy importante que el glaucoma se diagnostique a tiempo.

¿Qué puedo hacer para proteger mi vista?
Si usted está tomando medicamentos para el glaucoma, asegúrese de tomar los medicamentos indicados por su oculista todos los días y de visitar a su oculista regularmente.
Usted también puede ayudar a proteger la visión de su familia y de sus amigos que pueden correr riesgo del glaucoma, es decir, las personas mayores de 40 años, personas diabéticas  y especialmente aquellas con familiares que han tenido glaucoma,  Aconséjeles que se hagan un examen completo de los ojos con dilatación de las pupilas por lo menos una vez cada dos años.
Recuerde: Bajar la presión del ojo en las primeras etapas del glaucoma, detiene el progreso de la enfermedad y ayuda a proteger la vista.

¿Cómo debo usar las gotas para el glaucoma?

Si le han recetado gotas para tratar el glaucoma, debe seguir las indicaciones que el oculista le haya dado para usarlas correctamente. El uso adecuado del medicamento para el glaucoma puede mejorar su eficacia y reducir el riesgo de efectos secundarios.

Para aplicarse correctamente las gotas, siga los siguientes pasos:

Primero, lávese las manos.
Sostenga la botella boca abajo.
Incline su cabeza hacia atrás.
Agarre la botella con una mano y colóquela lo más cerca al ojo que le sea posible (sin tocar el ojo).

Con la otra mano, hale el párpado inferior hacia abajo. Esto le formará un saco.

Aplíquese el número de gotas que le recetaron en el saco del párpado inferior. Si usted está usando más de una gota, asegúrese de esperar por lo menos cinco minutos antes de aplicar la segunda gota
(siga los mismos pasos anteriores).

Cierre su ojo o presione el párpado inferior ligeramente con su dedo por lo menos un minuto. Cualquiera de estos pasos le ayudarán a mantener las gotas dentro del ojo, evitando que drenen por el conducto lagrimal y así disminuyendo el riesgo de tener efectos secundarios.

Glaucoma Abierto


Glaucoma Cerrado